Our Recent Posts

Tags

No hay tags aún.

La Reutilización de Aguas Residuales


El manejo de las aguas residuales es uno de los muchos desafíos que las empresas y entes gubernamentales de América Latina deben enfrentar. En cierto sentido, este es un desafío bienvenido ya que se origina por el aumento en el número de personas atendidas por los sistemas de suministro de agua y por el crecimiento de la producción industrial. Pero eso no lo hace menos desalentador, dados los intereses institucionales, políticos, técnicos y financieros involucrados.

¿Puede este desafío ser también una oportunidad? Ahora existe un reconocimiento entre la comunidad profesional del agua de que las aguas residuales son, de hecho, un recurso valioso. Esta idea comienza a ubicarse en un marco más amplio: la economía circular. De hecho, se percibe como un recurso valioso en la economía circular, y su gestión segura como una inversión eficiente en la salud de los seres humanos y los ecosistemas.

El agua regenerada se puede utilizar para múltiples propósitos, cada uno de los cuales requiere un cierto nivel de calidad del agua. Las opciones tecnológicas actualmente disponibles pueden tratar las aguas residuales a casi cualquier nivel de calidad del agua, desde la simple eliminación de sólidos brutos hasta sistemas de membranas que pueden producir calidad de agua potable. De hecho, el agua regenerada se usa para aumentar el suministro de agua potable en el Condado de Orange (California, EE. UU.), Singapur y Windhoek (Namibia). El agua regenerada se puede utilizar con fines ambientales (restauración de masas de agua y humedales), acuicultura, riego (cultivos, campos de golf), minería, usos industriales (agua de proceso y refrigeración), usos urbanos no potables (limpieza de calles, irrigación de jardines) ) y usos domésticos (incluido el agua potable). España, que reutiliza unos 400 Hm3 por año (11% de aguas residuales tratadas), proporciona un ejemplo de los usos múltiples del agua regenerada con un 71% de suministros reciclados para riego, un 17% para aplicaciones medioambientales, un 7% para recreación, un 4% reutilización urbana y menos del 1% para fines industriales (Sato et al, 2013). En todo el mundo (incluidos los países áridos y semiáridos en todos los niveles de desarrollo, así como en las zonas periurbanas de los países de bajos ingresos), el uso más destacado y creciente de agua regenerada es el riego de cultivos: en Israel, el 40% de los usos de riego se regeneraron agua.

En UAT ofrecemos sistemas de tratamiento para la reutilización de aguas residuales, adaptados a las necesidades técnicas de cada cliente. Contáctenos para evaluar su requerimiento y ofrecerle la solución óptima desde el punto de vista técnico y económico.


Desarrollado por